El proyecto esta diseñado para contar con 24 habitaciones se cuenta con una primera etapa de 8 habitaciones en las que el niño y su acompañante pueden dormir y tener baño propio para su aseo personal, así como un área de terraza, espacio pensado para que nuestros niños y su papa o mamá puedan pasar un tiempo para relajarse y sentirse como en casa.


Contamos con una cocina industrial con capacidad para 80 personas, se da gratuitamente los 3 alimentos al día al niño y a su acompañante contamos también con servicio para llevar la comida al hospital del niño y la mujer para los padres de familia que tienen a sus hijos internados. Contando también con el apoyo de alumnos de servicio social de Instituciones de Gastronomía elaborando una dieta adecuada y saludable mientras están en tratamiento.


Contamos con el Banco de Medicamentos otorgando ayuda en medicamentos oncológico y no oncológicos, apoyo en prótesis, estudios, resonancias, agujas, donadores de sangre, catéter, muletas, sillas de ruedas, etc.


Se cuenta con transporte para trasladar al niño y su acompañante al Hospital del Niño y la Mujer y de regreso al Centro Amanc, y así no tengan un gasto más por el cual preocuparse. Así como también los apoyamos con el transporte de su comunidad al centro AMANC y viceversa


El centro cuenta con un área de Ludoteca en la que los niños recibirán regularización de sus estudios con un convenio con la S.E.P. para que no pierdan su año escolar.


Brindamos apoyo psicológico y recreativo tanto al niño como a sus familiares, ya que es parte esencial para poder superar y sobrellevar la enfermedad, sentir el apoyo adecuado e incondicional de AMANC es una herramienta más para salir adelante.


El amor a un niño con cáncer es parte crucial en su tratamiento, tienen mucho para dar como para recibir. Sabemos que sin amor no pueden existir grandes proyectos, grandes personas, grandes causas, en AMANC no podemos dejar esto a un lado, el amor por la vida es nuestro motor para seguir apoyando a estos pequeños.